Seleccionar página

Consecuencias de la robotización para la sociedad del futuro

Consecuencias de la robotización para la sociedad del futuro

Dr. Jonathan Azolas Cepeda

Para empezar, primero definamos que es la robotización. Éste término vendría siendo la conjugación del verbo robotizar, que según la RAE sería, “introducir robots en procesos industriales, mecanizar (dar la regularidad de una máquina) o dar a algo o alguien carácter de robot”.

Entonces ¿Qué entendemos por robot?, La primera aparición del término robot fue introducida en la literatura en 1920, en la obra R.U.R. (Rossum’s Universal Robots), de Karel Čapek, nacido en ese entonces en lo que hoy corresponde a la República Checa. Dicha palabra había sido ideada por el hermano del autor, Josef Čapek a partir de la palabra checa “robota”, que significa “trabajo” (sobre todo el de los siervos de la gleba, quienes a su vez eran unos seres humanos que, en época medieval, tenían una condición de semi-esclavitud. Anclados a la tierra en la que habitaban, carecían de cualquier derecho individual y no tenían más garantías legales que las que el amo de los territorios quisiera otorgarles).

Según la RAE, un robot es: “Máquina o ingenio electrónico programable, capaz de manipular objetos y realizar operaciones antes reservadas solo a las personas”. Estos antecedentes nos llevan a replantear y analizar el titulo de nuestra plancha, dar pie a realizarnos las siguientes preguntas, ¿a que nos referimos con sociedad del futuro?, ¿podemos plantearnos que la consecuencia de la robotización es un efecto que podemos solo medir en un futuro incierto? ¿No sería más correcto entenderlo como una realidad, una talidad, donde la respuesta de ese futuro es nuestro presente, de darnos cuenta que el futuro es ahora? Sin duda el lenguaje y nuestras palabras crean realidades, por lo que analizando nuestra historia nos sumergiremos en la prospectiva e intentaremos responder la pregunta ante los posibles escenarios que nos entrega la robotización como sus consecuencias.

El concepto de robotización puede ser comprendido al ser expresado como el uso de máquinas en procesos de producción, lo que significa que prácticamente toda máquina puede ser entendida como un robot y a su vez en el lenguaje diario, se dice que un proceso está “robotizado” cuando los seres humanos que la llevaban a cabo han sido sustituidos por uno o varios robots.

Cuando hablamos de robótica, la primera imagen que nos viene a la cabeza es la de un robot con aspecto humano. Además, que trabaja o trabajará para nosotros y que un buen día alguien o algo lo colocará en nuestra contra, hasta que nos superen en todos los aspectos de nuestra sociedad. Todo esto es una proyección del imaginario colectivo de los miedos que como sociedad tenemos ante una situación donde perdemos el control, perdemos el poder, no olvidemos que nuestras palabras construyen realidades. Aunque es una opinión respetable y muy de ciencia-ficción, muchos no comprenden hasta qué punto la robotización está presente en nuestra vida y lo diferente que es a nosotros en cuanto al aspecto físico.

En la historia hemos observado que con el avance de la tecnología está ha ido eliminando  la mano de obra, pero lo que en realidad sucede a mi juicio, es que ésta mano de obra esta mutando desde el esfuerzo y capacidad física a uno intelectual, donde la capacitación y la educación tendrán roles superlativos, donde a diferencia de tener un obrero realizando una demolición, tendremos a un obrero programando a un robot demoledor.

En diciembre del año 2016 Google dio la última sorpresa en Inteligencia Artificial (IA) cuando anunció que su Google Neural Machine Translation (GNMT), el sistema detrás de Google Translator, había inventado su propio idioma, lo que le permite hacer traducciones entre lenguas que no conoce.

Isaac Asimov, uno de los escritores de ciencia ficción más reconocidos del siglo XX, se obsesionó con el tema. Sus libros no sólo están llenos de ejemplos de cómo sería un mundo donde conviven máquinas y personas. También elaboró, en 1942, las tres leyes de la robótica, que obligan a los robots a proteger la vida de sus creadores.

Asimov imaginó en sus cuentos a Multivac, una computadora extremadamente avanzada diseñada para resolver todos los crímenes del mundo, pero planifica su propio asesinato, agobiada por la tarea. A fin de cuentas, la rebelión puede tomar muchas formas.

Como simples ciudadanos chilenos ¿Cómo nos adaptamos a las eventuales consecuencias de la robotización? ¿Estamos preparados y/o tenemos la flexibilidad para los cambios? ¿Podría ingresar un robot programado para ser ético, fraterno, tolerante?

La robotización nos plantea una posibilidad de marco ético y moral, dado que estas pueden ser definidas. La diferencia entre un robot de conducta ética y moral con una persona, es que la posibilidad de falla de este robot tiende a cero dado que la racionalidad (lo programado) está sobre la emocionalidad existente en la persona y es consecuencia de una necesidad de la sociedad.

La robotización es un fenómeno de continuidad que nace en respuesta a una necesidad de la sociedad. Las posibles consecuencias son respuestas a temores que tienen la sociedad, que desde su inseguridad, establecen propias realidades e imaginarios donde son incapaces de avanzar y aprender, estableciéndose limitaciones autoimpuestas. Nosotros, ciudadanos, debemos una mirada lúcida y cauta ante el desafío de estos nuevos tiempos, donde tenemos que iluminar el camino y ser pioneros en el desarrollo y avance de la sociedad. La robótica no tiene por qué ser un problema.

El futuro está en nuestras manos, y el nos pertenecerá en codición de que nosotros hagamos algo por él y no desde la comodidad de nuestros sillones. Si esperamos que sean otros los que lo hagan y no hacemos nada nosotros, en cualquier aspecto de la vida sabremos lo que ha de suceder y compartiremos las responsabilidades.

Bibliografía.

  1. Real Academia de la lengua española. (2019). DLE:
  2. Čapek, Karel (2004). RUR. Robots Universales Rossum : obra en tres actos y un epílogo. Barcelona: Círculo de Lectores, S.A. p. 144.
  3. Revista qué pasa. TECNOLOGÍA. La rebelión de las máquinas. M. Cecilia González Diciembre 16, 2016.
  4. Robotización y transformación del empleo. Universidad Autónoma de Barcelona. Carla Fernández Mora
  5. Robótica y puestos de trabajo ¿desempleo futuro? – La gran logia mixta de chile
  6. La última pregunta – Isaac Asimov

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *